Vesta

La diosa Vesta en la mitología romana es la equivalencia de la diosa Hestia en la mitología griega. Es conocida como la diosa del hogar y una de las 3 diosas vírgenes. Hija de Saturno y Ops; y hermana de, Plutón, Júpiter, Neptuno, Juno y Ceres.

La representación de la deidad es difícil de definir, ya que solía ser adorada e invocada mediante ritos de fuego. Sin embargo, se le describe con una imagen cálida, atractiva, acogedora.

Se le ha caracterizado por llevar un velo en la cabeza que significa castidad, así como también un cetro en la mano o en algunos casos una antorcha.

Asimismo, la diosa Vesta siempre se conoció por mantenerse enfocada en sus labores hogareñas.

Vesta también representaba la fidelidad, la supervivencia y unión familiar. Era venerada por mantener el fuego del hogar.

A pesar de que fue cortejada por muchos dioses incluyendo a Febo y Neptuno siempre rechazó a cada una de las propuestas. Manteniendo sus ideales de permanecer siempre virgen.

El Templo de la diosa Vesta

diosa vestia

El templo de la deidad es uno de los más antiguos de la historia. Data del siglo VII a.C y está demostrado que se edificó bajo el mandato del segundo rey de Roma Numa Pompilio luego de que se desarrollada la segunda etapa de Roma. Sin embargo, algunos mencionan a Rómulo durante 771-717 a.C como su creador.

Esta creación para la diosa Vesta sufrió varios accidentes o desgracias como incendios.

No obstante, se dice que fueron producidos por el fuego que permanecía eternamente encendido en su interior. Por otra parte los responsables era la ciudad de Roma.

Fue reconstruido numerosas veces, mientras su hoguera permanecía intacta hasta que fueron abolidos los ritos en el año 394 a.C por Teodosio I.

Culto

La diosa Vesta era asistida por sacerdotisas conocidas como Vestales, las cuales eran reclutadas desde 16 años para que consagraran al culto de la deidad y al igual que ella debían mantenerse vírgenes.

Su labor durante 10 años era aprender todo lo necesario para luego dedicarse a cuidar el fuego sagrado del templo para que este no se pagara. Asimismo, luego debían enseñar a otras novicias.

Su culto se celebraba entre los días 7 y 15 de Junio. Durante el primer día del festival el altar del templo era libre para el público y la Vestalia era celebrada para pedir nuevas bendiciones a la diosa Vesta para todos los hogares.